Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

domingo, 4 de diciembre de 2011

"AL ESTILO DE LA LANZADA DE JEREZ"

Me llama la atención muchos de los comentarios vertidos por usuarios en cada uno de los vídeos que les muestro en esta nueva entrada. Una nueva visión de los estilos de las hermandades y en concreto el musical en lo que se refiere a pasos de cristo o misterio.
Ya ha quedado claro varias posturas sobre cómo funciona el ámbito musical en Andalucía en la actualidad, sobre todo en aquellas cofradías que guían sus postulados bajo los cánones sevillanos y lo que choca hoy ver bandas de música, lo que solemos identificar con “música de palio” tras el caminar de pasos que no llevan este elemento, que como criterio más extendido ha quedado reducido en la actualidad al exorno de los pasos de la Virgen María, sobre todo en los de pasión. Música que antaño fuera la más común tras cualquier paso, con música fúnebre y sobria como norma más extendida y que hoy en día a quedado reducida a muy pocos ejemplos.
Ya nombré algunos ejemplos cada vez más conocidos en Andalucía como el Amarrao de Córdoba pero esta vez me detendré en uno que quizás hace que su caminar por su ciudad, Jerez de la Frontera choque más entre los capillitas contemporáneos. No negaré que hubo un tiempo que me sentía identificado con este sector del mundo cofradiero andaluz. La cofradía protagonista de esta entrada, la Lanzada de Jerez era hasta 2007 una hermandad de silencio que procesionaba a su misterio de “calvario” entre la sobriedad del Jueves Santo jerezano hasta que desde 2008 al parecer quisiera su pequeña hermandad –según datos que he encontrado cuenta con 250 hermanos, aunque el porcentaje de participación de la nómina es bastante alto- crear una nueva y poco vista visión del caminar de su hasta el momento único paso.

Así esta hermandad fundada tras la Guerra Civil recreó la estampa de un paso de misterio con música de banda de plantilla completa, una estampa hoy más extendida sobre todo con el acompañamiento de bandas de cornetas y tambores como ocurre en Sevilla o Huelva, aunque antaño el misterio sevillano también procesionara de manera similar a lo que nos muestran los vídeos de Jerez. Con un andar largo de la cuadrilla que porta unas de las tantas y tantas fabulosas obras del productivo obrador trianero de Manuel Guzmán Bejarano entre los años 1980-86, seguramente coincidiendo por otra parte con las labores de talla del paso de mi hermandad del Prendimiento, tallado igualmente en aquel periodo. Rica filigrana dorada para albergar al crucificado de la Lanzada, una obra anónima que despierta la incertidumbre entre los expertos que dudan a la hora de catalogar el periodo en que fue ejecutada, coincidiendo muchos en apuntar que podría tratarse de la escuela del eterno granadino Alonso Cano. A sus pies la Virgen de Gracia y Esperanza, una imagen de finales del XIX realizada en la escuela valenciana cuando esta fue fecunda en encargos en la zona gaditana y jiennense. Igualmente figura la imagen de San Juan Evangelista, una obra del carmonense Antonio Eslava Rubio que sin duda siguió los patrones del magnífico icono que procesiona la hermandad sevillana de la Quinta Angustia en el misterio del Descendimiento y la imagen de Santa María Magdalena obra del jerezano Francisco Pinto Berraquero. Evidentemente aparece montado a caballo, como suele ser más usual en la representación de la Sagrada Lanzada el romano santo, San Longinos siendo obra del eternamente mal llamado sevillano Rafael Barbero Medina, imaginero de origen granadino, de una saga de artistas de la escuela de la ciudad de la Alhambra del siglo XX aunque su producción y fama la desarrollaría en Sevilla ya que fue discípulo en el taller de Castillo Lastrucci.


Esta imagen del romano y el equino fueron sustituidos hace unos diez años por un nuevo conjunto más las imágenes de María Cleofás y Salomé salidas del taller de Ramos Corona de Sevilla. Imágenes hoy apartadas del misterio que contrajo la reposición el antiguo Longinos y caballo de Barbero. Quizás en un alarde de similitud con el misterio de la iglesia de San Martín de Tours de la capital hispalense, si tenemos en cuenta que poseen una dolorosa de Álvarez Duarte que espera algún día salir bajo palio con la advocación del Buen Fin, al igual que a dolorosa de esta hermandad sevillana.

Configuración del misterio anterior.
Con un variado repertorio fúnebre y solemne como la marcha “El Cristo de la Lanzada” de Rafael Márquez Galindo y otras tantas, este misterio recrea una nueva y poco extendida visión procesional por las calles de Jerez. Ciudad influenciadísima por las maneras de Sevilla, a veces criticada por ello pero que en muchos casos aporta nuevos conceptos como el que nos muestran estos vídeos. Muchos querrán trompetas o “pitos” tras su caminar, aunque siempre lo hizo en silencio pero que sin duda, esta opción le da un sabor especial en su estación de penitencia del Jueves Santo desde la Basílica de Nuestra Señora del Carmen Coronada hasta la Santa Iglesia Catedral.














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...