Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

jueves, 1 de diciembre de 2011

¿A DONDE SE TE VA LA MIRADA?

Seguro que al pubis de Jesús… parece que cada día que pasa el sentido de la religiosidad y por ende la Semana Santa con sus artes va desviándose cada vez más por un camino que no se a dónde llegará. Está claro que el nivel de imagineros cada día es menor pero en casos como el que abre esta entrada se desvía totalmente de tal como le gusta a mi amigo Pedro Soriano que nombre; “los postulados de Trento”.
No soy experto en arte, tan solo aficionado a la rama cofradiera y casi sin querer de las antiguas e irrepetibles escuelas antiguas y me pregunto si estas imágenes buscan esa divinidad que ya reflejaban las esculturas de la antigua Grecia o la Romana. La que se reconvirtió cuando el cristianismo se convirtió en la religión imperial hasta llegar a la actualidad mayoritaria.
Tal como diría mi amigo Alfonso Piñero ahora se ha puesto de moda mostrar “la chorrina” del Señor, al parecer en un alarde… no sé si de rebúsqueda artística o porque hoy en día los evangelios y la teología de nuestra iglesia ha pasado a un segundo plano y quizás el cine haya pasado a convertirse en la mayor fuente iconográfica en la que plasmar, obras de arte por supuesto, pero ante todo imágenes que catequicen al pueblo y despierten la devoción hacia nuestros Señor entre los hombres.
Esta imagen es una obra del zamorano Ricardo Flecha para la ciudad de Medina del Campo (Valladolid) y lo más sorprendente es que ha sido ideada para procesionar en Semana Santa. En concreto se trata de un misterio alegórico que toma por nombre “En Brazos de la Muerte”. Con esto basta ver que la idea desde su concepción es más museística que religiosa, ya que esto me recuerda más a Lema que a una advocación.


La imagen como no podía ser menos a levantado la polémica entre los que ya son sus conciudadanos, el obispado alzó la voz, no para interferir en la idoneidad de esta alegoría o su calidad artística sin contar la unción que pudiese reflejar el rosto del Señor, si no para poner freno a que la imagen recibiese “los rezos” por las calles de la ciudad con sus “vergüenzas” al aire. Que se podría esperar, algo que ya ha levantado la voz “experta” de los “progres” que no nunca quiere saber nada de todo aquello que huela a clero pero para contradecirlo si llegan a todos los extremos para desautorizar la palabra de la que queramos o no, es la más sabia en este mundo para representar la palabra de Dios en la tierra, la iglesia.
Así, la imagen lucirá durante su procesión un trapito a modo de sudario para tapar sus partes nobles mientras en exposición al público, es decir en un museo lucirá todos sus encantos como varón que fue. Algo que al perecer su autor “comprende”… yo creo que este hombre será un genial artista, no voy a discutir eso pero de imaginero tiene poco ya que hay que saber diferenciar entre imaginería y escultura, y esto es tan solo una escultura de un “personaje histórico”… dudo mucho que su autor tenga unos profundos conocimientos religiosos, algo para mi más que necesario para intentar realizar esculturas par la veneración, católica evidentemente.
Por cierto como me recuerda esa alegoría de la muerte a las actuales series televisivas y películas de temas exotéricos y fantasmales… en fin y dirán que la “Canina” también es un esperpento…



3 comentarios:

Agustin dijo...

Ay amigo Lendi!! qué delgada es la línea del desvirtuosismo. Si me permites te daré mi opinión. como escultura contemporánea me parece genial y transgresora, que es lo que busca el estilo. La lectura que hace el autor de la muerte no tendría más trascendencia si no hubiera marcado al Señor con los estigmas de la Pasión. ¿acaso no puede representar el momento en que Jesús "pierde" su divinidad· y cae en brazos de la muerte como uin humano más que fue?.

El temita del sudario me recuerda a las actuaciones posteriores que el Vaticano obligó a hacer tras la terminación del maravilloso fresco de la Capilla sixtina por Miguel Ángel. Hablas de la divinidad de las esculturas antiguas, de las que bebe la imaginería renacentista y barroca, pero ¿acaso las esculturas antiguas, muchas también de vestir, no aparecieron y aparecen ante nuestros antepasados del XVI y XVII con los mismos divinos desnudos?. Otro ejemplo, la maja vestida y maja desnuda, este ya del XIX...

El error lo comete directamente y bajo mi punto de vista el que encarga la obra. antes de encargar nada a nadie hay que informarse, saber uno muy bien lo que quiere, y spervisar la obra con bocetos y demás, lo que no puede pasar es que se encargue algo, se deje al ingenio del artista y luego nos echemos las manos a la cabeza con un portentoso escorzo desnudo de un cadáver sostenido por la negrura y larguedad oscura de la mueste magnificamente representada.

El problema aqui es que las imágenes de Semana Santa de hacen para rezarles y abrirlas al culto, al menos en nuestra concepción andaluza, muy distinta a la castellana, y realmente este conjunto ni llama a la devoción ni nada por el estilo.

en el contexto en elq ue se encuadra la obra nosotros no lo entendemos, pero, dentro de unos límites, si los admirados MEsa, Montañés y los contemporáneos Brú, Buiza.... no hubieran sido transgresores en su concepto dentro de los cauces determindaos y a los que deben someterse los imagineros, no disfrutaríamos a día de hoy de las grandes obras que disfrutamos.

JUAN PEDRO dijo...

yo creo que la religiosidad popular castellana y la andaluza en su origen no se diferencian en nada destacable, el problema a mi modo de ver esto es hoy. por algunos puntos del norte y no tan norte creo que se ha llagado a implantar y casi a suplantar el origen religioso con el fenemono "fiesta cultural". la semana santa castellana ya no es tan sobria, si no que te encuentras fenomenos "festivos" que te caes de culo, y esa alegria no es andaluza. otros, los menos, mas o menos siguen el patron sevillano y otros quieren o se creen genios que pueden reiventar sin fijarse en nada -algo que siempre se ha echo, siempre a existido la inspiracion para reinventar-.
aqui creo que se podria encasillar esta entrada, unos encargan la imagen con mas vistas a una idea artistica, renovadora y cultural, como cear un museo itinerante. creo que en este caso ha pesado poco que esta imagen despierte devocion aunque no niego que pueda convertir a un espectador al mensaje de cristo. y luego esta el artista, al que seguramente menos se le pueda achacar, es un profesional y hace su producto, si no te gusta vete a otro. bajo mi punto de vista, xq estoy seguro que ni los profesores se podrian de acuerdo este artsita deberia haber contemplado el fin que debia tener esta imagen. al fin de cuentas los capillitas seguimos siendo barrocos...
muchas gracias por tu aportacion agustin, estas cosas vienen a completar las entradas mucho mas.

Pit Soriano dijo...

Por alusiones, voy tener el inmenso placer de comentar en este pequeño santuario virtual y cofradiero, que ha tenido a bien desarrollar mi buen amigo Juan Pedro. Sin duda, como refiere el compañero Agustín, todas las obras importantes que han dado un giro a la historia del arte han sido transgresoras, recibiendo casi siempre una crítica peyorativa por parte de los entendidos del momento en el que se producen...

La interpretación que ofrece es muy válida, yo diría que casi la que el autor pretendía...pero,
el problema estriba en la funcionalidad. ¿Con qué finalidad ha hecho el autor su obra? ¿Qué pretende con ella? ¿que sentimientos le inspiraron y qué reacción quería provocar en el público?

No queda claro. Sin duda no es una obra que inspire recogimiento ni ningún tipo de sentimiento de carácter religioso. Generalmente cuando se encarga una imagen devocional, los mismos comitentes suelen ofrecer unas pautas concretas de lo que quieren. En este caso está claro que prevalece la intención del autor de darse a conocer a través de la polémica.

Desde mi humilde punto de vista, ni por iconografía, ni por su escasa valía artística, esta aberración naturista -más que naturalista- no debiera pasear evangelizando las calles de ninguna ciudad, puesto que queda claro que no es su cometido, esando su sitio quizás en ARCO o en algún Centro de Interpretación del descaro...

Yo desde luego no veo a mi abuela rezándole un Quinario al Cristo de la po..a santa...

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...