Buscar en el blog

Dijo un tal Jesús de Nazaret...“Quien se ensalza, será humillado, quien se humilla, será ensalzado…” (Mt 23,12)

miércoles, 21 de diciembre de 2011

UNA CRUENTA FOTOGRAFIA EN SAN JULIAN...

No menos me parece el titulo de esta entrada en la que les muestro una fotografía que por desgracia deberá ser símbolo de un tiempo crítico de la religiosidad en España y en concreto de las cofradías de Sevilla. La proclamación de la II Republica Española se celebró en ciudades como Madrid con la quema y profanación de iglesias y conventos, algo que rápidamente se extendió a muchas ciudades de España desembocando en casi todo los rincones de España con el estallido de la Guerra Civil años después.

El primer aviso en Sevilla como muchos sabrán se produjo en la antiquísima parroquia de San Julián, que aunque nunca se llegase a demostrar que fuese por motivos políticos, el ambiente que se respiraba en el país hacían mas que evidente el motivo. Dos “vecinas” del barrio fueron los autores y lo pongo entre comillas por que aquellas vecinas eran hombres. Así contestaron muchos vecinos a la policía encargada del caso en la época cuando la misma los requería para indagar quien podría haber sido el o los autores del fuego intencionado. Los nombraban en femenino por que los dos eran dos reconocidos homosexuales de la zona que al parecer nunca esclarecieron sus motivos, tan solo dijeron que eso se debía haber echo. Seguramente la vorágine “liberal” que trajo el gobierno de izquierdas de aquella republica traería consigo al igual que en nuestros días, no sin polémica una búsqueda de “igualdad” y concienciación con este “colectivo” de la sociedad con el pensamiento de entonces, mucho mas conservador de toda la sociedad y donde digo toda la sociedad también entran los votantes de izquierdas, los cuales también padecen la homofobia, obviamente sin generalizar.
De todos es conocida la postura ante estas personas de la iglesia, incluyendo a todos los que se siente bajo sus conceptos. Así que aquel año no resultaría extraño que aquellos dos gays le prendieran fuego a San Julián en represalia de la “represión” que según sus consideraciones emprende la iglesia católica contra el mundo gay. Así aquel triste episodio daría de si esta fotografía. Una cruenta escena donde aparecen caballeros como Antonio Chacón, Manuel León, Francisco Hevia o Guillermo Carrasquilla entre otros posado para la historia junto a la antigua imagen de la Virgen de la Hiniesta completamente carbonizada. Un puro atentado contra el arte y el patrimonio histórico y mucho mas, contra lo sentimientos de las personas, pero esto gracias a Dios hasta la fecha no se puede destruir, la fe siguió encendida, se perdió una sobresaliente efigie pero Lastrucci volvió a darle forma y cara a la Virgen María que sigue reinando en San Julián.

1 comentario:

Javierito dijo...

Muy buena entrada, sí señor.
Pero esta gentuza no puede con un barrio, y mucho menos Dios y su madre.
Viva San Julián!!

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...